Rusia no aprueba la intervención en Siria, dice Sergéi Lavrov
Lunes, 11 Jun 2012 - 12:06

El Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergéi Lavrov, no se guardó nada al hablar sobre quién está detrás de la violencia en Siria, y acerca de la posición rusa frente a eso. Durante una conferencia de prensa televisada, Lavrov planteó el tema de la intervención externa en Siria en nombre de los supuestos rebeldes y se mantuvo firme en la cuestión de la intervención militar aprobada por la ONU para cambiar el régimen en Damasco. Dijo que en Rusia están "preocupados con la reacción por parte de los actores externos que apoyan abiertamente a los grupos armados de Siria, pero que, por otro lado, demandan pasos decisivos de la comunidad internacional para un cambio de régimen" en Siria. Lavrov dijo que la confusión en Siria estaba ocurriendo debido a que "actores externos a la región están presionando a la oposición para que ponga en duda los esfuerzos que acordó realizar". Él reiteró la tenaz posición del gobierno de Putin, de que Rusia "no aprobará el uso de la fuerza en el Consejo de Seguridad de la ONU. Las consecuencias para el Medio Oriente serían nefastas."

Lavrov señaló las constantes acusaciones al gobierno sirio por todos los actos de violencia ocurridos. "El problema no es sólo el régimen" dijo, y, remarcando las masacres de Hula y Qubeir, y los ataques terroristas, dijo que estos otros actos de violencia "son el resultado de la confrontación alimentada por fuerzas externas."

Sobre el Plan de Kofi Annan, Lavrov dijo que "es la única alternativa aplicable para el establecimiento pacífico". La política occidental de cambio de régimen, dijo, significa más violencia. "El Plan Annan hace posible la paz", pero "no encaja en la lógica de los occidentales que quieren que la comunidad internacional apruebe la intervención".

Para implementar el plan, así como también las resoluciones importantes del Consejo de Seguridad de la ONU, Lavrov presentó la propuesta rusa, discutida hace unos días, para una conferencia internacional sobre Siria, que incluya a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, a Turquía, Líbano, Jordania, Irán e Irak, así como también a la Liga Árabe en general, y a Arabia Saudita en particular, y también a la Unión Europea. "Queremos que esta conferencia sea un espacio para el diálogo franco y abierto, que puede hacer más claro si es realista encontrar un acuerdo para coordinar acciones dirigidas entre los gobiernos y todos los grupos de la oposición, y cuanto antes mejor."

Durante sus declaraciones, Lavrov se refirió a la experiencia conocida del periodista británico Alex Thomson, a los ataques a rusos dentro de Siria y a la situación de los refugiados. Mientras que occidente expresa su preocupación por los 80.000 sirios refugiados fuera de Siria, hay un enorme número de sirios desplazados internamente (la Cruz RoJa Internacional calcula entre 1 y 1.5 millones) así como también 1 millón de iraquíes y medio millón de palestinos refugiedos dentro de Siria, "¿alguien está pensando en ellos?" expresó Lavrov.

Otra indicación de la seriedad con la que Rusia aborda la situación Siria, y el potencial de intervención militar por parte de Occidente, fue el informe del 13 de abril, de que la Armada rusa volvería a establecer una presencia permanente en la parte oriental del Mar Mediterráneo. La publicación del informe por RIA Novosti, coincidió con el anuncio de que el gobierno sirio había declarado un cese al fuego, de acuerdo con el Plan Annan. En ese momento, el destructor ruso se encontraba patrullando la costa de Siria, y se esperaba que en mayo sea reemplazado por otro destructor proveniente del Mar Negro, aunque no existe ningún informe acerca de si el intercambio tuvo lugar.

La conferencia de prensa de Lavrov fue seguida por un día de reuniones entre el enviado de EE.UU. Fred Hof y los viceministros de Relaciones Exteriores, Gennadi Gatilov y Mijaíl Bogdanov, durante las cuales aparentemente Hof presionó a sus interlocutores para que apoyen una "transición" que quitaría del poder a Assad. Mientras tanto, en Washington, el enviado de la ONU a Siria, Kofi Annan, se reunión con la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, en una reunión que la vocera de la Secretaría de Estado, Victoria Nuland, describió como un esfuerzo para generar una estrategia de transición y obtener mayor apoyo internacional para esa estrategia, principalmente de Rusia. Las declaraciones de Lavrov de ayer, indican que Rusia no se va a bajar de su oposición al cambio de régimen mediante una intervención extranjera en Siria.

Opciones

Share

"Alertas" Relacionados

2 Julio 2013 - 6:03pm

Las protestas en Sao Paulo esconden un golpe político a la región del cono sur. Entre las demandas se incluía un llamado para llevar a juicio político a la Presidente Rousseff. Pero la amenaza es también para Cristina Kirchner según el Economist de Londres.

22 Junio 2013 - 11:24am

En la cumbre del G-8 Cameron, Hollande y Obama trataron desesperadamente de convencer a Putin de que cambie su política y respalde el derrocamiento de Assad.

13 Junio 2013 - 8:32pm

El gobierno de Obama avanzó el martes con las discusiones que buscan guiar a la decisión final de equipar con armas a algunos grupos de la oposición siria para fines de esta semana.

Páginas:

Mapa del Sitio